Posicionamiento de María Eugenia Campos Galván en la Reunión de la Asociación Nacional de Alcaldes, ANAC  

 

Ciudad de México, 30 de noviembre de 2018

 

Amigas y amigos:

El día de hoy se publicó en el Diario Oficial de la Federación la entrada en vigor de la reforma legal que crea la figura de los “super delegados” que, entre otras cosas, señala:

  • “El Poder Ejecutivo Federal contará en las entidades federativas con las Delegaciones de Programas para el Desarrollo, que tendrán a su cargo la coordinación e implementación de planes, programas y acciones para el desarrollo integral, funciones de atención ciudadana.
  • “La supervisión de los servicios y los programas a cargo de las dependencias y entidades, así como la supervisión de los programas que ejercen algún beneficio directo a la población, de conformidad con los lineamientos que emitan la Secretaría de Bienestar”.

Ha quedo así institucionalizada la primera acción que el gobierno que toma protesta mañana emprende contra uno de los pilares de nuestro ideario político, el municipio;

una acción que nos demuestra que el cambio que se avecina es radical y que ya está ocurriendo; es una acción que debe ocuparnos a todos los que hoy nos reunimos en este encuentro de la Asociación Nacional de Alcaldes, la ANAC.

A esa figura institucionalizada se suman otras que ya han aparecido en el discurso y en las propuestas en el Congreso de la Unión, como la guardia nacional y la posible reducción de participaciones federales disfrazada de austeridad.

Estas propuestas parecen más encaminadas a desmantelar poco a poco la autonomía municipal, para dar paso a un centralismo que vulnera el modelo de representación que ha cimentado nuestra convivencia como país.

Hace más de 70 años, Efraín González Luna decía: “Una hipertrofia de los fueros municipales debilitaría y desorganizaría a la Nación. De la misma manera, la absorción de las instituciones municipales por el Estado para adscribirlas al servicio de sus propios fines, con desprecio o disminución de la misión local, conduce al debilitamiento de las unidades básicas que integran al país y también sufre, en consecuencia, y peligra, la Nación misma”.

Esta advertencia de Efraín González Luna cobra hoy una clara vigencia, y nos corresponde asumir esta causa pues sabemos cuánto ha costado fortalecer al municipio, a nuestra casa común, que es la primera instancia de participación social organizada de todas y todos los mexicanos.

A quienes representamos los gobiernos humanistas nos corresponde ser los diques que contengan la vorágine centralista, que ya antes ha demostrado ser fuente de injusticia, de corrupción y de abusos del poder político.

A nosotras y nosotros corresponde una acción organizada y estratégica que sume aliados nuevos entre la ciudadanía, la academia, el empresariado y la sociedad civil organizada, para encauzar esfuerzos y voluntades en defensa del municipio; porque necesitamos de todos.

Porque debe quedarnos claro: si nosotros no asumimos esa labor de defensa del municipio, nadie lo hará.

Si no estamos en la primera línea de contención del centralismo que ya está aquí, dejaremos vulnerables a nuestros gobernados, a quienes confiaron en nosotros, a quienes esperan de nosotros.

Hoy debemos hacer más de lo que nos corresponde y defender a la primera célula básica de atención e involucramiento del ciudadano y de su familia en las cosas públicas, que es el municipio.

Hoy, como lo hicieron otros antes que nosotros, debemos asumir nuestro papel primordial en una hora difícil para la Patria, y defender la herencia que recibimos de quienes intentan retroceder décadas de avances democráticos.

Pues como también hemos visto, los países que han tenido desarrollo sostenido y han mejorado las condiciones de vida de sus habitantes, son aquellos que claramente han fortalecido la autonomía y capacidades de los municipios en el marco de un sistema federal: eso es lo que debemos buscar y defender.

Estimado Presidente, Marko Cortés: muchas gracias por dar los primeros pasos en este deber nuestro, cuentas con nuestro apoyo decidido y con nuestro acompañamiento en esta causa.

Amigas y amigos alcaldes de la ANAC: los convoco a que, asumiendo el municipalismo de manera integral, convirtamos este espacio de trabajo en un esfuerzo articulado y conjunto para construir una agenda de acciones firmes y eficaces contra el centralismo que hoy amenaza a nuestro país.

Muchas gracias. 

Mtra. María Eugenia Campos Galván.
Vicepresidenta de Comunicación de la ANAC.
Presidenta Municipal de Chihuahua, Chih.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *